BCN Polideportivo

Muguruza disputará el sábado (15 h.) la final de Wimbledon 21 años después del triunfo de Conchita Martinez ante Martina Navratilova.

Leave a comment

Garbiñe se impuso a la polaca Radwanska (6-2, 3-6 y 6-3) y se medirá a la pentacampeona Serena Williams que no dió opciones a Sharapova (6-1 y 6-4)

Garbiñe_Muguruza_(15338611192)


Por Ferran Martínez/ julio de 2015

La hispanovenezolana Garbiñe Muguruza disputará el próximo sábado (15 horas Canal Plus) la final de Wimbledon tras batir en semifinales a la polaca Radwanska en tres mangas (6-2, 3-6 y 6-3). Su rival será la número uno del mundo, Serena Williams, que no dió opciones a Maria Sharapova (6-1 y 6-4) para acceder su octava final londinense, con cinco títulos en su prodigioso palmarés donde acumula 20 Gran Slams.

Muguruza, de 21 años,  sólo ha disputado 20 partidos en hierba en su corta pero más que prometedora carrera a las órdenes de Alejo Mancisidor. En su tercera participación en Wimbledon, Garbiñe, nº 20 del ranking, se ha plantado en la final con todos los méritos tras eliminar a tres jugadoras clasificadas entre las trece mejores del mundo.

Muguruza se formó en la Academia de Sergi Bruguera y vive actualmente en Barcelona.

Igual que hace 21 años la aragonesa Conchita Martínez dió la campanada y se coló en la final de Wimbledon, donde batió contra pronóstico a Martina Navratilova, el sábado Garbiñe, que controla a la perfección los nervios en las situaciones más adversas como demostró ante Radwanska tras dominar 6-2 y 3-1 a la polaca que encadenó seis juegos seguidos 6-2, 3-6 y 0-1. Muguruza tiró de casta y de su revés demoledor para darle la vuelta al marcador y alzarse con el triunfo que le aseguran de momento más de medio millón de euros en su cuenta corriente y colocarse entre las diez mejores raquetas del mundo.

Este próximo sábado, Garbiñe intentará romper todas las apuestas que conceden a Serena su sexto Wimbledon como hizo Conchita en 1994 ante la “Diosa” Navratilova.

Sin embargo, sea cual sea el resultado de la final, Muguruza ya ha entrado en el templo de las elegidas. No será un partido más como dice su entorno. Disputar una final del torneo más prestigioso del mundo no está al alcance de cualquiera. A su víctima de semifinales la polaca Radwanska le cambió la vida cuando en el 2012 logró alcanzar la última ronda del torneo londinense.

Menos mal que entre las barbaridades cometidas por el dimitido presidente de la FET no se contabilizó la posibilidad de que la finalista de Wimbledon 2015 disputara los JJOO de Rio 2016 con el país donde nació ella y su madre como quería Nicolás Maduro. Sería muy bello que el sábado sonara el himno español en honor al triunfo de la gran tenista española que ha devuelto la alegría al tenis español, huérfano de gestas desde que Conchita y Arantxa colgaron la raqueta. Carlita Suárez también está en el camino de hacer algo grande a las órdenes de Xavi Budó.

El tenis español vuelve a sonreir. Que siga la racha.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s