BCN Polideportivo


Leave a comment

Estados Unidos avasalla a Japón en la final del Mundial femenino (5-2)

Su estrella Carli Lloyd marca un gol a lo Pelé y se proclama MVP del torneo

934px-Carli_Lloyd_celebrates


Por Ferran Martínez/ julio de 2015

Ya lo creo que mereció la pena trasnochar para ver como la selección de Estados Unidos avasallaba a Japón (5-2) en la final de la Copa del Mundo de fútbol femenino. Los 53.000 espectadores del estadio de Vancouver difícilmente olvidarán el partidazo que nos depararon las dos últimas selecciones campeonas del Mundo.

Las norteamericanas se tomaron cumplida revancha de la final perdida ante las niponas en el 2011 y sumaron su tercer título de los siete disputados desde 1991 cuando el país de las 52 estrellas logró su primer galardón. Estados Unidos también se colgó el oro olímpico en Londres 2012 ante el mismo rival (2-1).

Sin embargo, el espectacúlo de ayer quedará grabado para siempre en los anales de la historia del fútbol. A los 16 minutos de juego el marcador reflejaba un 4-0, con tres goles de la capitana Carli Lloyd que abrió la cuenta en el m.3 y repetió dos minutos más tarde. A los 14 Lauren Holiday establecía el 3-0 al rematar de volea un despeje de la central japonesa. La jugada del presente Mundial que ya ha dado la vuelta a los cinco contienentes se producía en el m.16: Carli Lloyd, a sus 32 años, tocaba la gloria de su carrera futbolística anotando su tercer gol personal a lo Pelé con una sútil vaselina desde medio campo tras ver con el rabillo del ojo que Kaihori se encontraba adelantada. Un sudor frío recorrió el rostro de la portera nipona. La máquina estadounidense había destrozado los esquemas del fútbol técnico y de control de las japonesas, que dicho sea en su honor jamás arrojaron la toalla. A los 27 m. Ogimi logró reducir distancias con un bello gol con un zurdazo a la escuadra. El técnico oriental intentó frenar el sunami yanki y ordenó saltar al campo a la veterana Sawa, que sus 36 años disputaba su sexto mundial. Tras el descanso las esperanzas volvieron a brillar en los ojitos de las orientales cuando Johnston m.52 desviaba en propia puerta el 4-2.

En el deporte la suerte siempre está al lado de los campeones y Heath en el m.54 disipó cualquier duda de que las norteamericanas se alzarían merecidamente con el Trofeo y redondeó la histórica victoria (5-2) que proclamaba a Carli Lloyd mejor jugadora de este Mundial canadiense, disputado en césped artificial. Hecho que levantó polémica porque siempre se había jugado en hierba natural, aunque una de las últimas decisiones del dimitido jefe de la UEFA Joshep Blatter fue jugar en Canadá 2015 con césped artificial en contra de la opinión de la mayoria de paises participantes, España entre ellos, que como otras selecciones con más oficio como Alemania o Francia les toca inicar un nuevo ciclo. Las nuestras con cambio de entrenador en el banquillo después de los 27 años de Nacho Quereda. El amigo de Villar se marcha porque las jugadoras estaban hartas del “machito ibérico” que jamás dió confianza a un equipo con mimbres para llegar mucho más lejos.

 


Leave a comment

Las heroínas del baloncesto español han enganchado a miles de niñas

Por Fernando Martínez / octubre de 2014


1412530581_218264_1412542964_noticia_normal

La gesta de la selección española de baloncesto femenino de alcanzar la final del Campeonato del Mundo en Turquía no tiene precio. Estaba cantado que Estados Unidos se alzaría con el oro porque las norteamericanas están tres escalones por encima del resto. Sin embargo, ha sido muy grande para el deporte español que las chicas de Lucas Mondelo se hayan proclamado subcampeonas del mundo. Una plata que sabe a oro puro por el impulso que ya ha generado el baloncesto español desde los colegios en los últimos años. Esta hazaña supone que otros miles de niñas se engancharán al deporte de la canasta que transmite tantos valores. Bravo chicas por tomar el relevo de lo que significa Rafa Nadal, Mireia Belmonte, Carolina Marín, Ona Carbonell o las chicas del waterpolo y balonmano en estos tiempos de corrupción política que atraviesa nuestro país.

El deporte está sano por anécdotico que sea una supuesta compra del partido de futbol Levante-Zaragoza hace un par de temporadas. En la élite se está trabajando de manera transparente. Los resultados llegan. Es un orgullo que dos de las nuestras Alba Torrens y Sancho Lyttle, campeonas de la Euroliga con el Galatasaray turco, formen parte del quinteto ideal de un Campeonato del Mundo de baloncesto que llega a los cinco continentes, acompañadas por la australiana Taylor y las americanas Grinner y Moore, ésta última MVP del Mundial y entrada por el seleccionador español Lucas Mondelo en el Shanxi de la liga china.

Maravilloso que nuestra Laia Palau, a punto de cumplir los 35 años, sea capaz de tirar del timón de un equipazo que ya despuntó con varias medallas de la mano de Amaya Valdemoro. El secreto de este equipo es la únión. Excepto Leticia Romero (19), Leonor Rodríguez (22) y Laura Gil (22), las otras nueve heroinas juegan juntas desde la adolescencia. Laura Nicholls (25), Silvia Domínguez (27), Alba Torrens (24), Marta Xargay (23), Nuria Martínez (30), Lucía Pasqua (31), Anna Cruz (27) y Sancho Lyttle (27). Y juntas volverán a competir en Hungría para clasificarse para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

El ADN competitivo de este equipo de baloncesto español femenino se destapó en el Europeo del 93 cuando España se proclamó Campeona de Europa. La evolución ha sido constante. Gran trabajo desde la base. Colegios, escuelas, entrenadores. Todos han sumado hasta alcanzar las 145.000 licencias que ningún otro deporte en España ha sido capaz de alcanzar. La plata conquistada en Estambul ha sido el reconocimiento de poder disoutar la final contra un país como Estados Unidos que podría presentar tres o cuatro equipos favoritos al oro. Perdimos de trece. Es lo de menos. España dejó una imagen de seriedad y tesón a lo largo del campeonato que el propio Pau Gasol reconoció rápidamente en las redes sociales “habeis hecho historia”. El de Sant Boi seguro que sintió envidia sana porque las chicas realizaron en el Mundial de Turquía lo que se presumía iban a cosechar los hombres de Orenga en el Mundial de España, donde cayeron eliminados estrepitosamente en cuartos de final ante Francia.

El deporte español femenino sigue en lo más alto cada semana. Mireia Belmonte se ha colgado cinco nuevas medallas (dos oros y tres platas) en la Copa del Mundo celebrada en Moscú. Suma y sigue. Bravísimo por ellas.