BCN Polideportivo


Leave a comment

El tenis sí es para “viejos”: Roger Federer (34) y Flavia Penetta (34) disputarán las finales del Open USA ante Djokovic y Roberta Vinci (32) que dio la campanada eliminando a Venus Williams (33)

Roger_Federer_Indian_Wells


Por Ferran Martínez / septiembre de 2015

Las finales del Open USA 2015 ya están servidas. Esta madrugada noche, Italia trasnochará para ver en acción a sus dos heroínas: Roberta Vinci y Flavia Penetta, que contra pronóstico, apearon del partido decisivo a las grandes favoritas: Venus Williams y Simona Halep. Donde no hubo sorpresas fue en las semifinales masculinas. El número uno del planeta, Novak Djokovic,  aplastó al croata Marin Cilic, vigente campeón del Torneo (6-0. 6-1 y 6-2), mientras que el segundo cabeza de serie, el suizo Roger Federer, electrocutó a su compatriota Stan Wawrinka (6-4. 6-3 y 6-1). Final prevista que podría trasladarse al lunes si se cumplen las previsiones de lluvia para mañana domingo en la ciudad de los rascacielos.

Decíamos en el titular que el tenis, como la marcha atlética, el golf o el ajedrez, si es deporte para viejos. Sólo hace falta ver a Serena Williams o a Roger Federer, que con sus 33 y 34 años respectivamente, nos están deleitando con su magia tenística. Por no hablar de Feliciano López que también soplará las 34 velas el próximo 20 de septiembre y que en Nueva York ha dejado constancia de su exquisito juego, obligando al jovencito Djokovic (28) a sacar lo mejor de su raqueta, antes de caer en cuartos, con 7-6 en la cuarta manga y esgrimiendo un tenis de saque y volea que sólo ejercen contados románticos del circuito, donde muchas veces el reiterativo juego desde el fondo de pista llega a cansar a los aficionados.

El caso es que Federer, a sus 34 tacos, no sólo encandila al público, sino que puede sumar su 17 Gran Slam de su victoriosa carrera que le coronaría sin duda alguna como el mejor tenista de todos los tiempos. Sólo el jovencito serbio de pelo de rata, que aspira a su décimo Gran Slam, puede truncar el sueño del gran Roger.

En la final femenina de esta próxima madrugada, Italia se echará a la calle porque Flavia o Roberta harán historia cuando una de las dos se proclame por primera vez campeona de un Gran Slam. Dos veteranas que suman  65 primaveras y que tocarán el cielo tras dejar en la cuneta a las dos principales candidatas al título. Penetta no dio opciones a la  rumana Simona Halep (6-1 y 6-3), mermada físicamente tras el extraordinario encuentro de cuartos ante la bielorusa Victoria Aranzena, con puntazos para recordar por su belleza, precisión y preparación física. Factor éste último que también ha trabajado Flavia en los últimos años junto a su preparador catalán Salvador Navarro. Penetta, una de las novias de Carlos Moyà, reside en Barcelona, al igual que su actual compañero Fabio Fognini, que tutela Josep Perlas.

Al otro de la red, la casta de Robeta Vinci, que no se arrugó lo más mínimo cuando Serena le infligió un 6-2 en el primer set, será la rival a batir por Flavia. Acostumbrada a jugar cerca de la red formando pareja con Sara Errani, con quién ha cosechado múltiples títulos en dobles, Vinci sacará todo su repertorio, que la hace crecer en los momentos más comprometidos, como lo demostró ante la menor de las Williams que ya se veía tetracampeona del Gran Slam en este 2015, tras haber levantado los tres “grandes” en Melbourne, París y Londres respectivamente. Sin embargo, Serena se topó con Roberta viviendo todo su esplendor tenístico y que con un doble 6-4 le dio la vuelta al partido y envió a la gran favorita a la ducha para desconsuelo de los 22.000 espectadores que llenaban la pista más grande del mundo.

Para suerte de los que amamos el tenis, la mayoría de jugadoras y jugadores profesionales viven una segunda juventud tenística. Es una delicia ver todavía a Martina Hingis (36) golpear con maestría la bola. Ojalá que Rafa Nadal (29) o Fernando Verdasco (30) atraviesen también la puerta de ese edén como lo ha hecho David Ferrer y el ya citado Feliciano López.

Como decíamos al principio, el tenis si es deporte para “viejos”.

 


Leave a comment

Federer enamora Wimbledon batiendo en semis a Murray (7-5, 7-5 y 6-4) y se medirá el domingo en la final (15 h.) a Djokovic que no tuvo rival en Gasquet (7-6, 6-4 y 6-4)

Roger_Federer_Indian_Wells


Por Ferran Martínez/ julio de 2015

No se puede jugar mejor a tenis. Roger Federer se clasificó para disputar su décima final de Wimbledon tras batir a Andy Murray en una semifinal para recordar durante mucho tiempo a todos los que amamos este deporte que inventaron los ingleses, aunque algunos historiadores lo sitúan en el norte de Francia en el siglo XII.

El rival del siete veces campeón en Wimbledon será el serbio y número uno del mundo Novak Djokovic, que derrotó sin dificultades al galo Gasquet (7-6, 6-4 y 6-4) en la primera semifinal.

Soberbio, delicioso, sublime, extraordinario, portentoso, magistral, elegante, el partido que dilucidaba el segundo finalista de Wimbledon 2015. Federer jugó perfecto. Murray jamás bajo la guardia, salvando hasta cinco set point en el segundo set a base de talento y orgullo. Andy es escocés de pies a cabeza. Bravo por él también.

Sin embargo, Federer que cumplirá 34 años el próximo 8 de agosto, nos ha deleitado con uno de esos partidos que nos quedarán grabados para el resto de nuestros días. No se puede jugar mejor a tenis como decía al principio. Tenis en estado puro. Perfección en todos los golpes. Una clase magistral de Roger a los 15.000 aficionados de la central de Wimbledon y a los que seguimos el partidazo a través de la pequeña pantalla. Gane o pierda el domingo ante Djokovic, el suizo certificó ante los legendarios Rod Laver o Björn Borg, testigos de honor en las gradas, que es el tenista más grande de la historia de este deporte. Murray jamás se rindió ante el juego desplegado por el pupilo de Stefan Edberg. Andy lo intentó aunque estaba contra las cuerdas cuando la segunda manga cayó del lado del gran maestro suizo. Roger no perdió el servicio durante la semifinal y sólo ha concedido un break en lo que llevamos de campeonato. Firmó 20 saques directos por 12 Murray

El recital de tenis de Federer ha sido para enmarcar y volver a ver el partidos tres, cuatro o cinco veces. La ejecución de golpes de ambos tenistas deben ocupar un lugar destacado en las hemerotecas de todas las escuelas de tenis. Roger no tiene sucesor, aunque Djokovic sea el número uno del mundo y excepto en la final de Roland Garros, sea el dominador del circuito, favorito y vigente campeón para frenar a Federer, que antes de retirarse podría sumar su octavo Wimbledon el próximo domingo.

Ojalá que la hispanovenezolana Garbiñe Muguruza que mañana disputará la final femenina (15 h,) ante la pentacampeona de Wimbledon, Serena Williams, haya tomado buena nota de los geniales golpes de Federer.


Leave a comment

David Ferrer y Rafael Nadal, campeones en Acapulco y Buenos Aires

El alicantino suma su cuarto título del año y el balear vuelve a levantar un trofeo tras ganar en París hace 8 meses

SONY DSC


Por Fernando Martínez / Marzo de 2015

David Ferrer, segundo cabeza de serie, se proclamó campeón en Acapulco tras derrotar en la final al japonés Key Nishikori, primer favorito y último campeón del Barcelona Open Banc de Sabadell Trofeo Conde de Godó, por 6-3 y 7-5. A sus 32 años el tenista de Javea atraviesa una segunda juventud como demuestran los otros tres títulos conquistados desde que comenzó la temporada. Además, Ferru es el segundo jugador en la historia de la era Open que ha sido capaz de cantar victoria dos torneos consecutivos en cemento y polvo de ladrillo. Sólo Ivan Lend lo había logrado en 1985.

Sin duda, el cambio de entrenador le ha venido como anillo al dedo a David, que despachó a Francisco Altur, un año después de “divorciarse” de Javier Piles, para confiar en Paco Fogués, que está aprovechando todo el talento que aún esgrime Ferrer en esta nueva etapa de su carrera y que le permite mantenerse entre las diez primeras raquetas del planeta.

Por su parte, Rafa Nadal se paseó en la final del Open de Buenos Aires ante el ídolo local Juan Mónaco al que derrotó por 6-4 y 6-1. Rafa volvía a levantar un Trofeo ocho meses después de ganar su noveno Roland Garros. El balear sumó su 46 victoria en torneos de polvo de ladrillo, igualando el record que todavía mantenía Guillermo Vilas desde los años ochenta. Tras perder la semana pasada en Río de Janeiro ante el italiano Fognini, Rafa se ha reencontrado asi mismo en Buenos Aires, confirmando las mejores sensaciones que no llegaban en el presente curso. En la capital marplatense el manacorí ha logrado la victoria 65 en su impresionante palmarés. Nadal, ahora cuarto mejor jugador del ranking habla ya con optimismo. Hasta ayer domingo había atravesado una larga travesía en el desierto en forma de lesiones de muñeca y espalda, con la propina de una operación de apendicitis que le mantuvo alejado de las pistas, prácticamente desde que cayó en segunda ronda en Wimbledon y hasta el comienzo de la temporada en Australia. Ahora espera el cemento americano de Indian Wells.

En el torneo de Dubai, Roger Federer se impuso en la final al serbio y número uno del mundo, Novak Djokovic por 6-3 y 7-5. Los diez saques directos que ejecutó el suizo le han servido para superar los 9.000 “aces” de su carrera. Cifra que sólo han alcanzado los croatas Karlovic e Ivanisevic y el norteamericano Andy Roddick.

 


Leave a comment

Federer ya es milenario en partidos ganados

Sólo Connors (1.253) y Lendl (1.071) han superado el registro del tenista hélvetico

R_federer


Por Fernando Martínez / enero de 2015

Roger Federer ha escrito otra página de oro en su espectacular carrera tenística tras conquistar su victoria número 1000 en la final de Brisbane ante el canadiense Milos Raonic. Sólo, otras dos leyendas de la raqueta como Jimmy Connors (1.253) e Ivan Lendl (1.071) superan el registro del jugador hélvetico, que el pasado mes de noviembre también logró escribir por primera vez su nombre como campeón de la Copa Davis.

El tenista con más Grand Slam conquistados (17), es a sus 33 años y 16 en el circuito profesional, un jugador competitivo y deliciosamente preciosista en todos sus golpes. No importa que ejerza de número dos en el ranking ATP por detrás de Novak Djokovic. Federer despierta pasiones allá donde viaja con sus raquetas.

“Lo que he sentido tras ganar mi partido número 1.000 en mi carrera es una sensación completamente distinta a la que he experimentado con otros trofeos. 1.000 es una cifra enorme y mis hijas aún no saben contar hasta esos dígitos. Además en las gradas estaban dos de nuestros maestros como Rod Laver y Roy Emerson que nos abrieron el camino a los que ahora estamos compitiendo”.

Repasando la lista de tenistas que han conseguido más victorias, al que escribe se le pone la piel de gallina, pensando en la fortuna que tenido de verlos jugar a todos en directo. Desde el lider Jimmy Connors en el antiguo Palacio de los Deportes de Barcelona en la calle Lleida hasta Rafa Nadal, que con 706 victorias ocupa el décimo primer lugar en el ranking de triunfos. En este cuadro de honor, después de los tres primeros: Connors, Lendl y Federer, los únicos milenarios, la cuarta plaza corresponde al argentino Guillermo Vilas con 929 triunfos. “Willi” nunca ganó el Godó a pesar de haber disputado cuatro finales. La quinta plaza corresponde quizá al tenista má genial de todos los tiempos: Jonh McEnroe con 875 victorias, cinco más que su compatriota y también díscolo Andre Agassi. A un poquito más de distancia, con 801 partidos ganados está el sueco Stefan Edberg, actual entrenador de Roger Federer. En octavo lugar figura el mago Ilie Nastase, capaz de reirse de su sombra y ganar 779 encuentros. El décimo clasificado es Pete Sampras con 706 triunfos, con un alto porcentaje de su éxito basado en su extraordinario saque.

Sin embargo, si tengo que elegir entre todos los tenistas arriba mencionados apunten un nombre: Roger Federer. Personalmente creo que sólo Rod Laver podría estar a la altura técnica del suizo, aunque cuando vi jugar al pelirojo australiano en el RC de Polo el “Torneo Primavera” perdió la final ante Andrés Gimeno en cinco inolvidables sets.